Historia del periodismo satírico en España. Breve resumen

– Por: J. S. Rodríguez –

El género satírico en la prensa se caracteriza por realizar críticas en clave humorística sobre personas e instituciones de relevancia pública, mediante recursos como parodias, caricaturas e hipérboles. Este género aporta tres servicios muy valiosos a las sociedades occidentales en las que vivimos hoy en día: en primer lugar sirve para entretener a los receptores, en segundo lugar aporta cierta información de actualidad, y en tercer lugar nos permite observar el tipo de libertad de expresión que existe en un país y en una época concretos, ya que la mayoría de sus mensajes van dirigidos a crítica política y social, siendo estos los que, en mayor o menor medidas, restringirán las sátiras.

La obras satíricas han vivido en armonía desde los inicios de la prensa. Una armonía oscilante dependiendo del contexto histórico, social y político de cada país. En el caso de España, la gran explosión inicial de obras satíricas en la prensa procede del siglo XIX, gracias a la llegada de las ideas liberales procedentes de Francia tras la revolución de 1789.

Es valioso mencionar que los primeros retazos de prensa satírica en España se produjeron en Siglo XVIII, a través de “El Duende Crítico de Madrid”, la primera publicación satírica de España datada en 1735. Esta revista se distribuía de manera clandestina y era elaboraba manualmente, publicando las preocupaciones sociales de la época, como la  crisis del comercio colonial, la hipocresía en la corte de los Borbones o la ignorancia.

La libertad de prensa llegó a España gracias a la Constitución Española de 1812, proclamada en las conocidas Cortes de Cádiz. Es entonces cuando nace  “La Abeja Española” como el gran ejemplo de prensa satírica de principios de siglo que habrá que imitar, y de la que deriva “La Abeja Madrileña”, mostrando la capacidad de adaptar las críticas satíricas a problemas concretos. Durante este periodo situado en la Guerra de Independencia surgen también, como hojas sueltas de crítica política, las caricaturas de los hermanos invasores : Napoleón y José Bonaparte.

Tras la victoria española y el retorno de Fernando VII como Rey de España, un panorama de vaivenes políticos por parte del monarca provoca una nueva censura política y de prensa que finalizará con su muerte en 1833. En este panorama cambiante, allanando el terreno para un futuro sin rey absolutista, el famoso y joven periodista: Mariano José de Larra, crea en 1828 “El Duende Satírico”. Más tarde, con la cercana muerte del Rey y un cambio en la ideología gobernante del país, Larra crea “El Pobrecito Hablador” en 1832, donde será reconocido por las generaciones futuras como el precursor del periodismo satírico por su innovadora manera de criticar política y sociedad, mediante escritos ácidos, satíricos y didácticos.

Tras la muerte Fernando VII, llegan los convulsos años del gobierno de Isabel II, donde surgirán textos como “El Matamoscas” (1936),  “Fray Gerundio” (1837), “La Risa” (1843), “La Carcajada” (1843) o “La Caricatura” (1858). Los constantes cambios de gobierno cada poco años y los diversos choques ideológicos entre conservadores y liberales, provocan limitaciones y censuras en la prensa y, por ende, en la publicaciones satíricas.

A pesar de ello, la línea liberal se fue imponiendo poco a poco, encontrando así publicaciones que van pasando de un humor blanco (humor que no ofende) hasta el espectro del humor más duro en muchos ámbitos sociales. Esto provocó que el militar conservador Narváez decretara en 1848 una censura especialmente dirigida a la prensa satírica, ya considerada tan peligrosa ideológicamente como la prensa política. A pesar de esto, los cambios en la sociedad van siguiendo el camino aperturista; llegando a prevalecer la imagen y la caricatura como protagonistas de algunas cabeceras como la de “Gil Blas” en 1864.

Será en el Sexenio Democrático (1868-1874) donde  se produzca una expansión sin precedentes del humor gráfico en la prensa española gracias a la libertad de imprenta otorgada por la Constitución de 1869 y los avances en las técnicas de impresión. Ahora, el contenido satírico de caricaturas políticas se utilizará como propaganda política, otorgando un papel importante al periodismo satírico en la sociedad española, por sus mensajes tan directos mediante caricaturas, fáciles de decodificar por una población masivamente analfabeta.

La revista de “La Flaca” será la publicación por excelencia de la prensa político-satírica de esta época. Fue la primera revista en utilizar el color, sirviendo de modelo para publicaciones futuras. Su gran cualidad radica en un gran nivel artístico acompasado de una excelente ridiculización de políticos, reyes, clero y periodistas. Llegando incluso a la crítica de personajes internacionales.

A finales del siglo XIX, ya con la Restauración Borbónica asentada y un pensamiento más proclive al cambio y libertad de expresión, se legisló de manera que el periodismo pudiera profesionalizase gracias a la Ley Gullón de 1883.  El pensamiento liberal sumado a las mejoras en las técnicas de trabajo, permitió un aumento de publicaciones satíricas de todas las ideologías, sin poner freno a críticas de reyes, cleros y personas de relevancia. Los gobiernos de  Cánovas (conservadores) y Sagasta (liberales) fueron arduamente criticados, inclusive los hechos tan relevantes y conocidos de finales del siglo XIX como fueron los llamados “Pucherazos”. De esta forma y gracias a las caricaturas, el público español se informaba de la situación del país a la par que eran formados para la lectura.

En las tres primeras décadas del siglo XX, España sufre muchos cambios en su sociedad que marcarían la impronta periodístico-satírica, alternando diversos regímenes como fueron el reinado de Alfonso XIII, la dictadura de Primo de Rivera o la Segunda República.

Al igual que su población, la sátira española fue adaptándose a diversas maneras de expresión en las primeras décadas gracias a la ebullición editorial del humor gráfico en regiones como Cataluña, Madrid, Valencia o Andalucía, siempre con predominancia del estilo costumbrista.

Un ejemplo interesante de las nuevas revistas satíricas fueron las catalanas: “¡Cu-Cut!” (1902-12) de inspiración catalanista conservadora, que promovió la catalanización hacia un Estado propio. Por otro lado, su contrapartida catalana “Papitu” (1908-1937), comenzó con caricaturas de tono agresivo y político pero evolucionó en la dirección de una revista más ligera, festiva, e incluso erótica

También destacaron revistas satíricas como la valenciana “La Traca” (1884-1939), las andaluzas “Don Cecilio” (1899-1917) y “La Fusta” (1897-1924) , y las madrileñas como “Madrid Cómico” (1880-1912) “Buen Humor” (1921-1931),  “Muchas gracias” (1924-1932) y la revista “Gedeón” (1895-1912), que supuso un hito dentro de los semanarios satíricos de principio de siglo, con un humor incisivo a través de monografías y con una fuente crítica política de carácter conservador.

En el resto del territorio nacional también aumentó el número de caricaturas satíricas y revistas de humor, con un estilo costumbrista en su mayoría. Pero como era de esperar, con la llegada de la dictadura de Primo de Rivera (1923-1930), muchas de las revistas fueron obligadas a cerrar o exiliarse.

En los años 30, muchas de las antiguas cabeceras volvieron a funcionar, y otras como las caricaturas de la revista de ilustraciones Blanco y Negro, y del periódico ABC, tuvieron gran trascendencia en la distribución de las caricaturas y dibujos humorísticos, con autores  reconocidos como Sileno o Xaudaró.

La creciente hostilidad pre guerra civil de la Segunda República hizo que las cabeceras se radicalizaran y se alinearan a bandos enfrentados. Con el inicio de la Guerra Civil, la prensa satírica se convierte en un espacio belicista y el humor solo se podía ver en las cabeceras entregadas a los soldados en época de combate.

En 1939, comienza la dictadura de Franco que durará hasta su muerte en 1975. En este intervalo de tiempo, el humor no tendría cabida en la prensa española, obligando a muchos de los humoristas a exiliarse del país.

Poco a poco la prensa se iría adecuando al franquismo, naciendo así: “La Codorniz” (1941-1978), una revista de humor basada en el alejamiento de la realidad, el humor abstracto y fantástico, que se convertirá en la revista satírica de referencia durante la dictadura, no libre de momento de censura por parte del régimen.

Con el aperturismo al mundo por parte de la España franquista, el fundador del actual Partido Popular y entonces falangista, Manuel Fraga, crearía la hoy vigente Ley de Prensa de 1966, en la que la censura se “reduciría”, pasando a tener un carácter restrictivo, es decir, el gobierno franquista no censuraría las publicaciones privadas antes de que estas fueran publicadas, sino que prohibiría y secuestraría publicaciones que fueran en contra del régimen y sus “Principios Fundamentales”.

Surgieron así, revistas satíricas como “Hermano Lobo” (1972-1976) , “Por favor” (1974-1978) y “El Papus” (1973-1986), que recuperarían la sátira política, criticando la dictadura, la falta de libertades y el discurso oficial sobre los cambios sociopolíticos, además de aportar una mirada crítica sobre la actualidad.

En la misma editorial de El Papus, surgió la cabecera satírico-deportiva y de fútbol: “Barrabás” (1972-1977), que se desvinculó de la crítica política, dirigiéndose a la denuncia y crítica del poder deportivo, criticando sin tapujos a la federación futbolística.

El final del periodo franquista y el inicio de la democracia es considerado como el periodo más brillante de la historia de la prensa satírica en España, ya que en esta época llegaron a coexistir grandes publicaciones semanales con gran libertad editorial.

De entre ellos destaca la famosa revista que sigue publicándose en la actualidad: “El Jueves” (1977), que superó a La Codorniz como la revista satírica más longeva de España, con 44 años (en 2021). Es considerada como la principal cabecera de la prensa satírica durante la democracia española, aunque no se ha visto libre de polémicas o censuras, sobre todo, relacionadas con la familia real. Entre las polémicas más conocidas está el secuestro que sufrió una de sus ediciones en julio de 2007 donde aparecieron los Príncipes de Asturias (entonces, Felipe y Letizia) manteniendo relaciones sexuales.

En la actualidad, los medios de comunicación están evolucionando hacia una transición donde las redes sociales son indispensables y con ello, la creación de nuevas maneras de crear humor que transforman lo que conocíamos hasta ahora como prensa satírica.

El ejemplo más conocido actualmente como prensa satírica es el diario satírico online de: “El Mundo Today” (2009), que adopta un contenido totalmente ficticio y humorístico en sus publicaciones usando un formato parecido al de la prensa tradicional (por ejemplo, la imitación de un informativo diario) para crear parodias y sátiras. Este medio suma más de dos millones de seguidores en el conjunto de sus redes sociales, donde publican diariamente su contenido.

Otro medio conocidos de prensa satírica en la actualidad es la conocida revista “Mongolia” (2012) que se adapta a los tiempos con plataforma online pero sin olvidar el clásico formato impreso.

En definitiva, la prensa satírica ha sido, a lo largo de los años, una gran vehículo para la crítica social y política de nuestro país. Las distintas formas de prensa se han ido modelando con el paso de las décadas debido sociedades en constante cambio, pero, con todo ello, la prensa satírica, entre idas y venidas debido a gobiernos más o menos censuristas, ha sido uno de los modelos más efectivos de crítica social y es por ello que ha ido evolucionando y manteniéndose hasta nuestros días, renovando y adaptando sus sátiras a las circunstancias sociales de cada época.

Bibliografía

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s