DE SUPERMAN A MAN OF STEEL. La reinterpretación cultural del S. XX al S. XXI

– Por: J. S. Rodríguez –

Superman, él superhéroe más famoso de todos los tiempos y tal vez una de los símbolos más reconocidos en la sociedad del siglo XX, fue rediseñado para adaptarse a los nuevos tiempos y poder sobrevivir en un entorno cultural radicalmente distinto al de sus inicios.

La reinterpretación que hizo en el año 2013, el director Zack Snyder con la película “Man of Steel” (El Hombre de Acero), supuso llevar nuevamente al personaje al centro del escenario cinematográfico del mundo del cómic, de donde había sido relegado por a una serie de adaptaciones filmográficas que desencantarían las exigencias de espectadores cada vez más cansados del arquetipo de Superman.  

La franquicia del superhéroe estaba considerada casi muerta por la dificultad para adaptar su historia a la cultura de principios del S. XXI.

Pero Zack Snyder demostró que, para resucitar al personaje, no hacía falta cambiar su historia, sino que solamente había que enfocarla desde otro punto de vista.

El punto de vista del Siglo XXI.

Un punto de vista iniciado por el director de cine: Christopher Nolan, con su famosa trilogía de Batman: “The Dark Knight”.

En esta obra, el controvertido personaje de Batman se nos presenta de una manera más verosímil que sus adaptaciones anteriores. Un superhéroe que conocemos por su carencia de poderes sobrenaturales, nuevamente es situado como huérfano en una hostil y corrupta Gotham, en la que se ve motivado por la venganza para combatir la injusticia.

La clave en el modelo de Nolan es presentar a un Batman enfrentado a debates personales de compleja moralidad, en los que es difícil discernir que es lo que está bien y lo que está mal, haciendo que el personaje deba actuar con una moralidad férrea ante unas situaciones éticamente asfixiantes; alejándose así de las antiguas historias de cómics infantiles de S.XX en las que el bien y  el mal se nos mostraban como polos irreconciliables.

Nolan plantea un modelo de personaje muy sensible al sufrimiento ajeno y dedicado de manera muy personal a combatir un mundo trágico y doloroso. Esta nueva manera de enfocar al hombre murciélago, servirá como base a tener en cuenta para convertir a Superman en el Hombre de Acero.

Si nunca has conocido en profundidad la historia de Superman, démosle un poco contexto para entender bien el cambio cultural:

¿Quién es Superman?

Superman es un personaje ficticio del mundo de los cómics creado por los estadounidenses: Jerry Siegle y Joe Shuster. Apareció por primera vez en la narrativa gráfica de Action Comics en 1938, para entretener a los jóvenes de las familias norteamericanas.

Superman es conocido como el primer superhéroe de la historia del cómic, con unas habilidades sobrenaturales como superfuerza, supervelocidad, y capacidad para volar, entre otros. Su meta vital es combatir el crimen y ayudar a los más débiles en situaciones de peligro. 

Superman es considerado desde sus inicios como el modelo de hombre ejemplar estadounidense, en el que se pueden apreciar los valores del conocido sueño americano. Su conducta moral y su intachable desinterés en la ayuda hacia los demás, ha fomentado un modelo de conducta dirigido al activismo social y la aceptación indirecta de los poderes facticos de la nación estadounidense.

Muchos han sido los que han comparado su historia con la de Jesús de Nazaret (personaje más importante de la religión cristiana según “Las Sagradas Escrituras de La Biblia”), debido a sus múltiples similitudes: ayudar al prójimo, actuación moral incuestionablemente del bien, poderes sobrehumanos, perteneciente a otro mundo, etc.

Dentro de su propia historia del cómic, Kal-El (nombre de Superman) pertenece al planeta ficticio de Krypton, a años luz de la Tierra. Su padre lo envió al planeta Tierra siendo un bebé, antes de que Krypton fuera destruido, dejando a Kal como único superviviente de su especie. Cuando Kal llegó planeta Tierra, un matrimonio de granjeros estadounidenses lo encontraron en su nave espacial y decidieron acogerlo como su hijo propio, poniéndole el nuevo nombre de Clark Kent.

Clark será criado por sus nuevos padres granjeros, que le inculcarán unos valores morales muy humildes, promoviendo el trabajo duro,  ayudar a los demás y a realizar el bien por el bien.

Este estilo de vida y pensamiento calará en lo más profundo de la mente de Clark, por lo que en el futuro utilizaría sus superpoderes para cumplir estrictamente los principios morales que le ha enseñado su familia (estereotipo de familia rural, humilde y de clase media, que contribuye para ayudar a sus vecinos y al Estado).

Superman vs. Man of Steel

“Superman” (1978), de R.Donner es la adaptación cinematográfica del cómic que cuenta el origen de Superman y como se enfrenta en su día a día al mal que azota la ciudad de Metrópolis, teniendo como villano y encarnación del mal a Lex Luthor. Esta adaptación es fiel a los cómics de mitad del S. XX gracias las coloridas vestimentas del protagonista, los humildes valores de bondad, la ayuda al más débil, y sobre todo, la facilidad para discernir entre el bien y el mal.

Esto sumado a, los sorprendentes efectos visuales que fueron vanguardistas el día de su estreno, la maravillosa  banda sonora del artista John Williams que quedará ligada al personaje hasta nuestro días y el sentimiento de poder disfrutar como Superman sobrevuela el mundo sin el estatismo de los cómics, provocó una acogida extraordinaria en el público joven y alguno no tan joven.

El valor cultural que la película dejó en la sociedad fue de proporciones colosales. Todo el mundo, a día de hoy, es capaz de reconocer el símbolo de Superman sin ni si quiera haber visto la película de 1978 o sin haber leído ningún cómic.

“Todo el mundo, a día de hoy, es capaz de reconocer el símbolo de Superman”

El éxito fue absoluto y muchas personas tomaron a este personaje como un modelo ético a seguir, por sus evidentes valores morales de bien, humildad y ayuda a la comunidad.

Incluso el actor que encarnaba a Superman (Christopher Reeve) se vio arrastrado por la fuerte  y carismática personalidad de su papel e inició un activismo social que mantendría hasta el final de sus días.

A pesar de ello, el personaje de Superman recibió críticas por su sesgo clasista de clase media norteamericana, postulando que el personaje ofrecía unos valores de sumisión al Estado capitalista y promovía una serie de valores que van en contra de verdaderas luchas sociales. Incluso se llegó a catalogar de excesivamente violento.

Sin embargo el éxito continuó y la película tendría tres secuelas más hasta el año 1987. Las dos primeras películas tuvieron una buena acogida, pero el descuido de las tramas y las falta de presupuesto hicieron que las dos últimas películas obtuvieran mala recepción, provocando el fin de la saga cinematográfica en el S. XX.

Sería en el año 2006 cuando se intentaría retomar la saga con “Superman Returns”. Una película en sintonía con la idea comenzada en 1978, con una trama parecida y mejorada gracias a nuevos y efectos visuales.

Pero Superman Returns obtuvo críticas muy duras por parte de los fans. Las mejoras técnicas de la cinta no ayudó a solventar los problemas que tenía el personaje de cara a la cultura del Siglo XXI.

¿Cómo era posible que mejorando la calidad técnica de la saga, la película fuera tan rechazada por el público?

Mi planteamiento personal señala como responsable al envejecimiento de sus fans. Aquellos jóvenes que disfrutaron el Superman de 1978, ya no tenían 10 años, sino que ahora eran personas adultas.

Estos adultos del Siglo XXI se vieron atrapados en su niñez de 1978 por los brillantes colores azul y rojo del traje del héroe, la sonrisa que transmitía confianza, sus valores y virtudes intocables, aquella fuerza inagotable, las increíbles imágenes de sus vuelos en un mundo idílico, el no verse doblegado por nada y siempre consiguiendo sus metas a pesar de las adversidades…

Todos estos patrones se repitieron en 2006 y fracasaron estrepitosamente. Estos jóvenes, ahora adultos, habían descubierto que la vida no era como Superman lo reflejaba en la gran pantalla.

Aquellos momento de disfrute e ilusión ya no serían lo mismo. No sentían una empatía real por el personaje que tanto les había gustado en su juventud. Les resultaba irreal, infantil y lejano. Superman empezaba a ser algo del pasado… Hasta le llegada de Man of Steel.

Zack Snyder, respaldado por Nolan y su planteamiento en “The Dark Knight”, cambió el enfoque del superhéroe adaptándolos a la cultura de los consumidores del S. XXI. Snyder plantea una trama éticamente compleja, como la realidad, acorde al pensamiento del nuevo siglo, que ha envejecido a la vez que aquellos jóvenes fans del Superman de Reeve.

Man of Steel se nos presenta como el abandono de lo infantil. Ya no es un superhombre, ahora solo es un hombre, o mejor dicho, El Hombre de Acero.

Un nuevo Clark más real y sensible al mundo en que vivimos. Un hombre forjado en una vida dura en la que decantarse por los buenos valores tradicionales es más complicado.

La historia de Clark en Man of Steel no es del todo nueva. Snyder nos presenta una historia que todos conocemos, pero contada de una manera totalmente distinta.

A simple vista, la película, e incluso el traje de Superman, ha perdido todos los colores vivos que antaño eran distintivos. La utilización de un color más gris y menos saturado nos acerca más a la vida adulta y deja atrás los llamativos colores que atraían la atención de los ojos infantiles.

Esta gama de grises se presenta tanto en pantalla como en la temática del film. En esta nueva historia, los padres de Clark no le otorgan desde pequeño unos claros principios para discernir entre el bien y el mal, si no que fomentan que el joven Clark sea crítico y cercano con el mundo, que sea él, mediante la experiencia y una buena voluntad, el que decida qué camino recorrer, explicándole las hostilidades que va a encontrar a lo largo de su camino y recordándole que debe tener cuidado porque su poder puede cambiar el mundo tal como lo conocen.

En Man of Steel,  Clark no será un superhéroe vitoreado por el pueblo. Las masas de gente en la película del 78 lo alababan y aplaudían por el simple hecho de salvar a un gato en un árbol. En el Hombre de Acero, la gente teme lo desconocido, son recelosos y ven en Clark un ser de otro planeta, dando verosimilitud al miedo de las personas ante un dios que puede caminar entre ellos y ser capaz de cualquier cosa sin control alguno. Por ello, Clark se esconde del resto de humanos por miedo al rechazo.

Pero sigue siendo Superman. Sus valores morales, aunque con matices grises, siguen intactos. Snyder se ciñe al mayor poder que el personaje ofrece: la esperanza. Presenta a un Clark que siempre tiende a realizar el bien por el bien y se ve incapaz de esconderse cuando el planeta necesita su ayuda. Un Clark que, a pesar de todos los debates morales internos y externos, se enfrenta a sus miedos por un bien mayor: ayudar a los demás.

La historia se sumerge en un continuo debate moral del personaje, presentado en un verosímil contexto mundial del S.XX, muy alejado de aquellas sociedades utópicas que planteaba “Superman” de 1978.

Man Of Steel, con una puesta en escena impecablemente realista gracias al avance de los efectos visuales,  apoyado en una sublime banda sonora dirigida por Hans Zimmer, se convierte en una perfecta reinterpretación en el Siglo XXI, de la ya clásica historia de Superman del Siglo XX.

¿Habrá nuevas reinterpretaciones del personaje dentro de cuarenta años? ¿Y dentro de un Siglo? Es algo muy curioso que me encantaría poder llegar a ver.  


Bibliografía:

  • -F.Greenlaw. C & otros (Productores) Donner. R (Director) (1978) “Superman: The Movie”. Reino Unido: Dovemead Films & Film Export AG & International Film Production.
  • -Roven. C., Nolan, C, & otros (Productores) Snyder. Z. (Director) (2013) “Man of Steel”. Estados Unidos: Coproducción Estados Unido-Cánada-Reino Unido & Warner Bros & DC Entertainment & otros.
  • -Thomas. E. & otros (Productores) Nolan.C. (Director) (2008) “The Dark Knight”. Reino Unido – Estados Unidos: Legendary Pictures & Syncopy Films.
  • -Peters. J. & otros (Productores) Singer.B (Director) (2006) “Superman Returns”. Estados Unidos: Legendary Pictures & DC Comics & otros.
  • -Siegel. J & Shuster. J (1938) “1, Action Comics”. Estados Unidos: DC Comics.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s